sábado, 20 de enero de 2018

LOS REALES SIERRA BERMEJA


Los Reales de Sierra Bermeja son un paraje natural situado en la provincia de Málaga, Andalucía, España.
Tiene una superficie de 1.236 ha. Su interés radica en la flora endémica que contiene, entre la que destaca el pinsapo, así como por la presencia de aves rapaces como el águila real, el halcón peregrino, el búho real, el águila perdicera y el águila calzada. Además, otras especies vegetales presentes son el pino marítimo, el enebro, el alcornoque y la coscoja.
También tiene un interés geológico, ya que constituye uno de los mayores afloramientos del mundo de rocas ultrabásicas, cuya geoquímica contribuye al mantenimiento del pinsapar.
Protegido desde 1989, el paraje se extiende por los municipios de Casares, Estepona, Genalguacil.
El Paraje Natural Los Reales de Sierra Bermeja destaca por poseer una de las mayores extensiones donde ha aflorado, desde las entrañas de la tierra, un tipo de rocas de origen volcánico llamadas peridotitas. Este material, confiere a estas sierras su característico color granate y, a su vez, le da nombre.
Estos minerales, un clima suave y un régimen especial de lluvias crean las condiciones necesarias para el crecimiento de más de 50 especies vegetales difíciles de ver en otros espacios naturales. Es el caso del Galium viridiflorum o Staelina baetica. Destacable también es la única población de pinsapos sobre peridotitas, con una extensión de 90 hectáreas y repartidas en cuatro zonas distintas. El pinsapo, un tipo de abeto, es una reliquia de un pasado glaciar que, en la actualidad, sólo tiene presencia en algunas sierras de Cádiz y Málaga. El visitante lo hallará en zonas altas, mezclados con aulagas o piornos finos, como en el caso del vértice de Los Reales, a 1.450 metros de altitud. En su ascenso, pueden identificarse otras especies propias de este Paraje Natural, tales como el pino o el alcornoque. El matorral está compuesto principalmente por aulagas y madroños. Desde este enclave se podrán disfrutar de espectaculares panorámicas de la Costa del Sol y de los bellos pueblos serranos.
La rica vegetación de este Paraje es hogar de numerosos mamíferos. El corzo y la gineta prefieren las zonas más espesas, mientras que el matorral lo ocupe el meloncillo y los riscos, la cabra montesa. Las aves también tienen su representación con el agateador o el piquituerto. También es muy rica la comunidad de rapaces, como el águila real y perdicera, el halcón peregrino o el búho real.
El patrimonio cultural que alberga este Paraje también merece una visita. En la población de Casares hay que pasear por su casco antiguo o ver los restos de su castillo árabe. Genalguacil, situado entre el río Genal y Sierra Bermeja, es una localidad de bellos paisajes verdes que mantiene el encanto de los pueblos con herencia árabe, propios de la comarca. Y por último Estepona, localidad costera, en la que el viajero disfrutará de los aromas del mar y de sus montes, que mantiene uno de los cuatro pinsapares de este espacio natural.
 


 Ruta circular de senderismo con excelente vistas, enclavada cercana a Estepona ( Málaga ), la mayor parte se encuentra balizado, y subiremos paralelos a la garganta del Algarrobo al principio entre pinos y al poco entre bosque de pinsapos. Saliéndonos de la ruta marcada para subir por el real Chico al Cerro del Castellón o conocido por los Realillos, teniendo panorámicas al Valle del Genal, Puerto Ballesteros, Loma del Quejigal, Sierra del Hacho. Crestearemos sin dificultad para ir bajando y enlazar de nuevo con la senda balizada hasta llegar al vértice Geodésico " Los Reales ", siendo las vistas a la Sierra Crestellina, Sierra de Utrera, Sierra de las Nieves. Seguiremos por camino de tierra y 800 metros nos desviaremos a la derecha por unas marcas local (Verde y Blanco) hasta el mirador de Salvador Guerrero. Divisando kilómetros de costa Malagueña, pasaremos por un refugio donde enlazaremos por sendero del paseo de los Pinsapos hasta llegar al coche.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


 
 
 

SENDERO DEL PALANCAR



Término Municipal: Los Barrios
Tipo: Circular
Distancia: 7,8 Km
Duración: 2 hora y 30 minutos
Señalización: Si
Dificultad: Baja
Cota Máxima: 246 m
Cota Mínima: 82 m
El comienzo de este sendero conduce a un quejigal donde se encuentran antiguas viviendas restauradas de los habitantes del lugar, conocidas como moriscos. La humedad en algunos tramos del recorrido se siente presente, hasta las piedras están recubiertas de helechos y enredaderas.
Este recorrido pasa junto a una tumba antropomorfa y una fuente de aguas ferruginosas que, según la creencia popular, quitaba la anemia.
El sendero asciende hasta un pinar de repoblación donde se encuentra instalado un cerramiento de borricos, animales considerados fundamentales para la supervivencia en el monte hasta hace sólo unos años. El rico matorral mediterráneo acompaña hasta unas casas cueva, habitadas hasta principios de los 70.
El Recorrido transcurre por el margen sur del embalse de Charco Redondo, a través de pinares de repoblación y alcornocales que permiten acercarse a algunos de los aprovechamientos tradicionales de recursos naturales del Parque Natural. Además de poder ver ejemplares de ganadería retinta, autóctona de la zona, se pueden ver, según la época, árboles regenerando su corteza, otros recién pelados, y pilas de corcho.


 
 
 

 
 
 

 
 


 


 

 
 
 


 







jueves, 4 de enero de 2018

RUTA CIRCULAR GRAZALEMA - LAS PRESILLAS - EL BOYAR

 Nuestro compañero Pepe ha organizado esta bonita ruta ruta para ir estirando las piernas en este nuevo año que empezamos.
















sábado, 30 de diciembre de 2017

CERRO DE LOS BATANES, EL CINTILLO (UBRIQUE CÁDIZ)

Sierra de Ubrique (Cádiz) Parque Natural Sierra de Grazalema.



Ruta difícil, circular de senderismo.

Duración de la ruta: Aproximadamente 6,5 horas con paradas
Grado de dificultad: Difícil (aproximadamente los tres primeros kilómetros). Moderada el resto. 
Desnivel: 550 metros. 
Desnivel acumulado: 700 metros. 
Distancia recorrida: Aproximadamente 13 kilómetros.





Tipo de sendero: Muy pedregoso en general, en su primera mitad y especialmente en algunos tramos mal señalizado y muy difícil de seguir.
 Salimos desde la población de Ubrique. Nos dirigimos callejeando hasta coger a la izquierda justo donde se unen la Calle La Paz y Calle Carril.
Comenzamos el ascenso y a escasos metros tenemos un primer mirador de la población (con vistas dirección Oeste, de izquierda a derecha a los Picos Cerro del Torero, Adrión y La Silla que nos acompañarán casi en todo el recorrido).
Pasamos por una valla, seguimos ascendiendo por un terreno muy pedregoso, con mucha inclinación, muy difícil de seguir.





Más arriba la subida es más suave conforme nos acercamos al siguiente paso de valla, el sendero está bien marcado y transitable. Llegamos a una bonita explanada que la encontramos verde y frente a nosotros una enorme pared vertical de gran altura, donde podremos observar algunas buitreras.
Giramos a derecha (dirección Sur) y se nos presentan subidas y bajadas por un enorme pedregal.
Si vamos subiendo pegados a la enorme pared, nos será más fácil caminar que si nos metemos en el pedregal (en algún punto no podremos ir pegados a la pared).
No hay sendero visible, tenemos que improvisar por dónde transitar hasta vernos de nuevo en una fuerte subida muy pedregosa, observando al final una enorme grieta con una fuerte pendiente de subida (con una alambrada) por donde pasamos con precaución. Una vez arriba y si giramos un poco a la derecha, tenemos un mirador natural con unas vistas preciosas a la población, desde donde podrá verse el Embalse de los Hurones. Hasta este punto el transitar fue especialmente lento por la dificultad del terreno y numerosas paradas.
A continuación vamos girando a izquierda (dirección Noreste), digamos que vamos retrocediendo en el terreno (esta vez por lo alto de la gran pared de piedra) por un sendero pedregoso mejor marcado de subida. El sendero va en un principio justo al filo de la enorme pared y más adelante se aleja un poco hasta que deliberadamente giramos a izquierda para acercarnos de nuevo al filo de la pared que nos hará de extraordinario mirador.










Nos adentramos (dirección Sur-Este) por un sendero bien marcado, pasamos por un aljibe y continuamos el sendero (en ocasiones difícil de seguir por estar la vegetación crecida) hasta encontrar en una zona vallada nogales, una casa en ruinas, un pozo de agua con su pileta y un sumidero.




Giramos a izquierda (dirección Noroeste) por un sendero en muy buen estado con suave subida (divisando a nuestra izquierda un aljibe) hasta encontrarnos que el sendero se estrecha, es muy pedregoso y tiene una fuerte bajada en zig-zag, para más abajo pasar por una valla y poco más adelante cruzarnos con un camino de arena en muy buen estado que cogemos a derecha (dirección Norte).
Este camino de arena tiene en su parte final una fuerte bajada, comenzamos a ver la población de Benaocaz y un poco a la izquierda el Puerto de Don Fernando y uno de los picos del Salto del Cabrero. Dirección Norte podremos observar la preciosa Sierra del Pinar. Cuando estamos casi al final de la fuerte bajada del camino de arena, giramos a izquierda y cruzamos por un campo hasta pasar una valla.